Fotografías históricas (II)

Un policía en San Francisco reclama a un hombre por no usar una máscara durante la pandemia de influenza de 1918.

Anteriormente les compartí una serie de fotografías que son parte de la historia de la humanidad: desde la primera realizada por Nicéphore Niépce en el año 1826, nada como una fotografía para darnos la impresión de ser parte de la realidad histórica.

Ahora, les presento más fotos en la misma línea. Guardan memorias deslumbrantes y nos transportan a aquellos momentos, como si se trataran de una máquina del tiempo. Espero sean de su agrado.

UN SOLDADO SOVIÉTICO: capturado, vestido con un chaleco antibalas SN-42, posa para un camarógrafo finlandés. Karelia, julio de 1944.

TRES MUJERES: cambiándose discretamente en una playa británica, 1929.

UN GRUPO DE ADOLESCENTES: escogiendo una canción en la máquina de discos, 1950.

La última foto de Adolf Hitler, tomada el 29 de abril de 1945.

Una mujer de pie en la puerta de una autocaravana en una exposición en Londres, 1927

Vista panorámica cuando los sombreros eran comunes, de Nueva York en 1930.

Tubos que conectan 23 oficinas de correos de EE. UU. En Nueva York a lo largo de 43 kilometros. Utilizado hasta 1957.

Quirófano en la década de 1920.

Ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Verano. Moscú, 1980.
Así eran los pasos peatonales en Alabama, junio de 1942⁣.
Un equipo de baloncesto femenino en Smith College en Northampton, Massachusetts, 1902.
Calle Gorky (ahora, calle Tverskaya). Moscú, 1938.
El complejo habitacional de Khimki-Khovrino. Moscú, 1960.
Palomas en la Plaza Roja. Moscú, 1950.
Soldado británico muestra su casco dañado, 1918.
Grupo de niños en la construcción del Muro de Berlín. Se levantó en la noche del 12 al 13 de agosto de 1961.
Un hombre se golpea contra una pared para determinar la resistencia de un casco para fútbol, 1912.
Pintores del puente de Brooklyn, 1914.

Es cierto que hay innumerables fotografías notables, muchas más que las visualizadas aquí. Es una realidad que una imagen dice y vale más que mil palabras. Sin embargo, en muchas ocasiones, una fotografía no es capaz, por sí sola, de explicar toda la historia que hay detrás.

 


Referencias:

TheMoscowTimes